Los secretos del self-marketing

Para poder «vendernos» a nosotros mismos, necesitamos conocer el proceso de compra que siguen las personas. Los mecanismos psicológicos que se esconden tras las opciones que tenemos delante son los mismos, independientemente de que estemos vendiendo un producto o a nosotros mismos.

  • Regla 1: La gente sólo compra lo que es genuino. (¿Cómo y para qué estoy?)
  • Regla 2: La gente sólo compra lo que les genera emociones. (¿Qué sentimientos quiero generar en los que me rodean?)
  • Regla 3: La gente sólo compra lo que les proporcione algún beneficio. (¿Qué expectativas tienen sobre mi persona, en qué les resulto beneficioso?)

Si respetamos las tres reglas y obramos inteligentemente, conseguiremos resultados verdaderamente asombrosos.

Casos relacionados