Una estrategia para saber por dónde ir: consistencia, coherencia y dirección

Los problemas cotidianos de las empresas dificultan emprender acciones de mejora a largo plazo, pero son estas las que sostienen el éxito. Adoptar una visión más amplia puede contribuir a lograr mejores resultados.

Uno de los retos más importantes a los que se enfrentan los directivos es poder combinar la urgencia con el pensamiento a largo plazo.

El día a día de casi todas las empresas está marcado por pequeñas crisis que requieren casi siempre de intervenciones inmediatas: retrasos en los plazos de entrega, reclamaciones de clientes, incidencias técnicas…

A menudo conocemos a responsables de empresas que son plenamente conscientes de la necesidad de implementar mejoras y cuentan con una idea más o menos clara de la dirección que quieren para su negocio.

Y, sin embargo, retrasan la toma de decisiones arrastrados por las urgencias del día a día.

A nosotros nos gusta ponerles como ejemplo el caso de Walt Disney.

Walt Disney es la persona con más premios de la Academia de Cine, con un total de 26 Óscars y 59 nominaciones. Curiosamente, fue el propio Disney quien puso la voz a Mickey Mouse durante 17 años. Estos datos nos dibujan la figura de un artesano de la animación, un hombre entregado en cuerpo y alma a sus creaciones.

¿Un hombre que solo pensaba en cine? Ni mucho menos.

Disney tenía muy claro que su empresa no debía limitarse a producir películas, sino que conocería el éxito a base de tejer una red de experiencias y fantasía en torno a su público. Su cabeza bullía imaginando que sus personajes escapaban de la pantalla y saltaban a la televisión, pero también a libros, cómics, peluches, juguetes, canciones…

Y hasta construían su propia ciudad.

En 1955, fundó WED Enterprises, una empresa dedicada a la creación de parques temáticos. Tres años después inauguraba el primer Disneyland en California.

Hoy en día, The Walt Disney Company es la mayor compañía de medios de comunicación y entretenimiento del mundo.
Pero, ¿sabes qué es lo más sorprendente? Que la estrategia que la compañía sigue en la actualidad está perfectamente resumida en una infografía que el propio Walt dibujó en 1957.

Aunque la empresa ha diversificado mucho su negocio y se ha convertido en un conglomerado mediático con las adquisiciones de, entre otras, Pixar, Marvel y, más recientemente, Fox, la clave del éxito de su modelo de negocio sigue siendo envolver a sus audiencias con una experiencia de marca transmedia.

Recuérdalo. Destinar todos los recursos a mantener lo que funciona hoy es la mejor manera de estancarse y frenar el cambio. No pienses solo en qué haces bien ahora. Piensa también en qué puedes hacer bien mañana.

Sobre DeFacto

DeFacto es una consultora especializada en estrategias de marketing y comunicación situada en Donostia – San Sebastián. Nos avalan 15 años de experiencia construyendo grandes marcas y brindando un servicio único en Euskadi en procesos de internacionalización para grandes empresas.