Sólo la marca es capaz de crear el entendimiento colectivo y de comunicar los beneficios previstos de forma clara y concisa. Con la marca, uno sabe lo que va a obtener.

Las marcas comunican de forma clara lo que representan, inspiran confianza y ganan a otros por las razones que aportan. Se hacen notar, son capaces de diferenciarse de la competencia y destacar sobre la masa. La imagen de marca que tenemos de las empresas nos orienta y ayuda a tomar nuestras decisiones.